5 cosas por las que no consigues trabajo y que sí dependen de ti.

¡Qué, por qué, cómo, cuándo y con quién, no estás haciendo las cosas bien al buscar trabajo!

 

Cuando buscas trabajo sin duda puede ser que tengas o conocimiento del área en donde te quieres colocar o, mucha experiencia en el mismo, pero no forzosamente quiere decir que tengas la experiencia y conocimientos necesarios para poder ofrecer competitivamente tu perfil laboral o profesional, es ahí en donde puede ser que la gran motivación e ilusión que tienes por una nueva etapa en tu vida se vea un poco empañada al no tener los resultados buscados, resultado que al final de cuentas conseguir ese trabajo tan anhelado.

 

 

El que en tu proceso de búsqueda de empleo entiendas esto, te va a permitir dos cosas, la primera es comprender la importancia de preparar muy bien tu entrevista de trabajo, más aún el de afinar aquellos detalles que incluso ya trabajando y sin que te dieras cuenta frenaban otras aspiraciones, y es que hacer bien una actividad por la que te estás contratando, no lo es todo, tienes como verás más adelante, diferentes inversiones, que al final de cuentas, terminaran por regresar a ti, siempre y cuando hagas las cosas bien y profesionalmente.

 

Con base en lo anterior vamos a identificar y tratar de potencializar 5 sencillas cosas que afortunadamente si dependen de ti:

1. Identificar tus conocimientos, habilidades y experiencia.

2. Comparar el mercado laboral.

3. El proceso de Selección lo haces tú! no los reclutadores.

4. Personalizar toda la información con base en la empresa de tu interés.

5. Dar seguimiento.

 

1. Identificar tus conocimientos, habilidades y experiencia. ¿Quién eres laboralmente?, ¿qué haces?, ¿qué has hecho?, ¿por qué?, ¿para quién?, ¿en dónde?, ¿cuánto tiempo?, ¿por qué?, hazte estas sencillas preguntas desde una perspectiva inicialmente académica, pero sobre todo profesional y laboralmente, dependiendo de tu edad, experiencia y aspiraciones. 

 

2. Comparar el mercado laboral. No eres el único que hace lo que tú haces, sí, suena curioso este juego de palabras, pero es la verdad piensa en que como tú hay otros candidatos para la misma vacante, investiga sobre otros profesionales, sobre sus características y perfil profesional y haz una comparación entres ellos y tú, reitero profesionalmente hablando, ya que hiciste esa comparación, de aquellas características en las que sobresalgas, hazlas tu fuerte, quizá el saber hacer trazos técnicos, leer manuales en inglés o dominar el uso de una herramienta pueda hacer la diferencia.

 

3. El proceso de Selección lo haces tú! no los reclutadores. No mandes tu currículum como si fuera uno de esos correos que mandas de manera masiva a todos tus amigos, selecciona específicamente a quién vas a mandar tu currículum, pero esa selección hazla pensando en que los requisitos cuadran con tu perfil profesional al menos en un 75%, no seas persistente en el caso de que no cumplas con ese porcentaje de requisitos, ya que estarás perdiendo tu tiempo y el de la gente que se encarga de revisar tu currículum; lo mejor es que concentres y administres tus recursos en el envió de tu currículum en donde tengas una mayor probabilidad de cubrir la vacante, el ejemplo más básico y constante es por ejemplo la edad, piden entre 25 y 40 años y tu tienes 18, es muy probable que no consideren tu currículo, quizá si tuvieras 24 o 41 la probabilidad sería mayor, enfoca tus propuestas e intereses en aquellos en donde sabes que tendrás mayor éxito.

 

4. Personalizar toda la información con base en la empresa de tu interés. Una vez que ya seleccionaste a donde mandar tu currículum hazlo de manera personal, ya sea que hables por teléfono, que te presentes personalmente o lo mandes por mail, personaliza desde el saludo hasta tu postulación por la vacante, dirigete a la Lic. Suárez o al Sr. Roberto Martínez, pero no pongas un a quién corresponda. Personaliza también el puesto dentro de la empresa, puede que seas por ejemplo un excelente maestro carpintero, pero hazle saber que tu trabajo en la empresa “casas de madera” será único y ayudará a que sus casas sean mejores y más resistentes que las casas de la empresa “aquí se derrumba todo”. 

 

5. Dar seguimiento. Recuerda, el típico “nosotros le llamamos”, déjalo para otras personas, asegurate de que la persona que con quién te entrevistaste sepa que tu interés no es meramente fortuito, sino completo y profesional, dile que estas muy interesado en la vacante y que por lo mismo te gustaría estar al pendiente de tu postulación, dejando abiertas las puertas para proporcionarle toda la información y documentación que considere apoye tu candidatura. No te despidas esperando a que te llamen.

 

Aplicando adecuadamente estos consejos, puedes estar seguro de que aumentará en más del 50% las probabilidades de que puedas colocarte en el trabajo que deseas, en comparación a si no inviertes en preparar simple y sencillamente tu entrevista.

 

Acercarte a nosotros, estamos para apoyarte en todo el proceso. Descarga el artículo completo de la sección de artículos y descargas en www.resilienciamexico.org

Lic. Fernando Hernández Avilés

Presidente Asociación Mexicana de Resiliencia

  • Wix Facebook page
  • YouTube Classic
  • Wix Twitter page
  • Icono de la aplicación de Flickr
  • Pinterest App Icon

Gracias por tu visita, dinos ¿cómo podemos ayudarte?

¿Quieres decir hola, una duda o comentario?

Queremos saber de ti, envía un mensaje con tus dudas o comentarios, estamos esperando:

© 2020 by Genera Cambios Consultoría @generacambios

¿Necesitas orientación específica? selecciona, da click y envíanos un mensaje, estamos para apoyarte:

Descarga el brief presentación de AMERSE